CAIRO JAZZMAN más que un documental musical

February 16, 2018

La película focaliza la lucha del jazzista Amr Salah para realizar el Cairo Jazz Festival y pretende ampliar la mirada cultural sobre Egipto

 

El primer día del Ibizacinefest 2018 ya presagiaba el tono que marcaría la atmósfera durante toda la semana del festival. El ambiente y la programación reflejaban libertad creativa.

Los tres largometrajes documentales programados, compartían el deseo de convertir el arte en una bandera plural, que une, transforma, motiva y emotiva personas y sociedades.

La primera jornada del Ibizacinefest 2019 se cerró con el documental ¨Cairo Jazzman¨, que fue presentado por su director, el alemán Atef Ben Bouzid.

El largometraje es un claro ejemplo de la fuerza transformadora que puede tener el arte en manos comprometidas. Aunque puede ser considerado generalmente como un documental musical, la película ¨muestra una forma de activismo en la sociedad civil¨ a través de la cultura, de acuerdo con Bouzid.

El film narra la historia del músico jazzista Amr Salah y su lucha para realizar el fantástico  Cairo Jazz Festival, que se realiza desde 2009, sin apoyo público y de forma heroica.

Para contar su trayectoria, Bouzid acompaña Salah durante los días que preceden el festival.

En las escenas, sobresale  la persistencia y el carisma de su protagonista, conseguido a través de reflejar la simplicidad de su vida cotidiana, su inmenso talento y dedicación a la música.

Asimismo, destaca el esfuerzo que hace el jazzista para transmitir sus conocimientos musicales a los jóvenes del Egipto. ¨Para él, el jazz no es solo un género musical, sino también una filosofía que puede transmitir mensajes y abrir mentes¨, explica Bouzid.

Para realizar el festival de Jazz en el Cairo,  Salah nada contra la corriente en un contexto político adverso. ¨Allá no hay apoyo estatal real para artistas o personas que realmente quieran progresar con la cultura, la música y el arte ¨, subraya el director.

Pero, para el Director del festival, no hay barreras invencibles. Además, Salah  ¨quiere mostrar al mundo, que en Egipto hay diferentes facetas y es posible establecer allí una sociedad civil que funcione¨, comenta Bouzid, que comparte esta intención en su documental.

Uno de sus objetivos con esta película también era proyectar una visión positiva de este país árabe, especialmente de su capital. ¨Para mí, el Cairo siempre ha tenido una atmósfera particular y especial que no se puede obtener en cualquier parte del mundo¨, destaca.

Además, otra similitud entre el festival y la película, es que el director también tuvo que enfrentar su propio calvario para conseguir realizar su proyecto. ¨Este documental es el resultado de la historia de dos locos: Salah y yo, un cineasta completamente independiente, que comenzó este trabajo sin financiación ni apoyo¨, cuenta Bouzid.

 

Educar e iluminar

Aunque, según cuenta, necesitó invertir todos sus ahorros en este proyecto, el director creía que ¨ valía la pena contar esa historia¨, especialmente por su enfoque a la sociedad más joven del Cairo y las limitaciones sociales que tiene para desarrollar sus talentos.

Además de presentar grandes artistas de varias partes del mundo, el festival también se dedica a la educación musical de los jóvenes músicos del país, a través de talleres impartidos por el propio Salah. ¨Porque, para crear una sociedad libre, debes educar e iluminar a las personas para que puedan entender  diferentes culturas¨, concluye Bouzid.

 

Atef cree que es importante destacar personas como Salah, ¨que no tienen interés en ganar dinero, sino en crear un cambio positivo con sus acciones¨, constata el cineasta.  

Además, el director alemán de raíces árabes intenta, con su película, ampliar la mirada occidental sobre la cultura islámica. ¨ No trato específicamente sobre el Islam, pero Egipto es predominantemente un país islámico, aunque hay también una gran población cristiana¨, dijo el director.

En este sentido, quiso destacar que hay ¨el mismo talento, al igual que aquí, en Estados Unidos, Asia y en todo el mundo. Pero la vocación artística debe ser apoyada y promovida¨, resalta.  

 

Realización

El cineasta, que también es periodista, dice haber cumplido los objetivos que tenía para este proyecto que, de momento, no le ofrece expectativas financieras. ¨ Invertí todos mis ahorros en esta película. Estoy sin fondos, pero no me arrepiento de producir, porque también cumplí un sueño¨, constata.

Aunque no pueda presumir de sobrevivir económicamente de ¨Cairo Jazzman¨, Bouzid disfruta el reconocimiento y alcance que su documental tuvo hasta ahora. ¨Lo estrené en enero de 2017 en el festival de Róterdam y fue un gran éxito¨, destaca el director.

Además, ¨estoy feliz por las novedades que surgen en el camino, como fue la invitación para presentar mi película durante el Ibizacinefest ¨, dice el director, que elogió la calidad humana del festival.

Según él, ¨ha sido una oportunidad increíble para establecer contactos, lo que es realmente importante cuando eres nuevo e independiente en el cine. Hay grandes festivales donde, a veces, hay mucha arrogancia. Aquí todo el mundo ha sido muy cálido y amable, desde el primer segundo. Estoy muy feliz de estar aquí y espero que mi próximo proyecto me traiga de vuelta¨, subraya Bouzid, que, seguramente, será bien recibido en una próxima visita al Ibizacinefest.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 11, 2019

February 9, 2019

Please reload