Una mirada despierta sobre los sueños

January 10, 2018

Bianca Alencar nos interpreta la Òpera Prima del Director del Ibizacinefest.

 

El film pasea por el mundo onírico que revela la realidad o su falta de sentido  

R.E.M.( Rapid Eyes Movement), el primer largometraje del director catalán Xavi Herrero, invita a un viaje al mundo onírico y focaliza los símbolos que habitan los sueños. Además, más allá de ser una película basada en explicaciones sobre la relación entre consciente, inconsciente y subconsciente, es un film que juega con las sensaciones del espectador.

Camina con libertad entre  la ficción surrealista y el documental.

Xavi Herrero ha dirigido también dos cortometrajes (¨Onírics¨y ¨Un Vestido Rojo para Luna¨, que fueron el embrión del largo) y el documental ¨Aixa¨.

R.E.M. es también una historia sobre el límite, entre la locura y la cordura....y de amor, entre padre e hija. La narrativa gana peso emocional si el espectador observa que es Herrero quien está por detrás de las cámaras, filmando su propia hija, Ainoa Herrero, que interpreta la joven Luna, que cuestiona el desaparecimiento de su padre.

Asimismo, los rasgos de sensibilidad de la película se verifican en un equilibrado encuentro entre colores, sonidos y referencias simbólicas.

Su guión está plagado de  una gran cantidad de elementos del cine surrealista y notadas referencias a la obra del director americano David Lynch, entre de otros, de este género. Asimismo, la narrativa explora el paralelo entre la lucidez y la posibilidad de vivir en una dimensión sensitiva subconsciente.

 

Para sumergirse en este universo, el director utilizó símbolos oníricos y sus posibles interpretaciones, las que resultaron de los trabajos realizados por estudiosos como el psiquiatra Carl Gustav Jung.

Aunque no se mencione su nombre, se le nota presente en el largo, ya que Jung es considerado el pionero en el análisis de los símbolos y mitos a la hora de explicar la consciencia y el espiritu humano.

 

 

Más allá de la realidad presente

Por su parte, para expresar la visión sobre los ámbitos de la mente humana a través de esta mirada onírica, Xavi Herrero cuenta con un escenario sencillo de una consulta psicológica y solamente tres personajes, donde  pasa gran parte de la narrativa. Pero, la fuerza estética de la película se puede notar, sobre todo, en las escenas flashbacks que componen los recuerdos oníricos de Luna.

La joven busca descifrar sus interesantes sueños y la conexión que tienen con el desaparecimiento de su padre. Incentivada por su madre (interpretada por Espe Méndez), que, preocupada por la salud mental de su hija, le pide que visite el psicólogo Gael (Ángel Rodan).

En la historia, él también es amigo de la familia.

En las escenas que narran el encuentro entre Luna y el psicólogo, la joven recuerda momentos y lugares que marcaron su infancia.

Básicamente, en sus imágenes oníricas, la actriz actúa como la eterna niña de su padre, que supuestamente la abandonó en la playa cuando tenía 10 años.

Algunos dicen que era esquizofrénico. Pero, para ella, que no admite que esté muerto, a lo mejor su padre solo se enroló en unas noche de fiesta y desapareció, decidido a vivir su propia realidad. Quizás, inducido por la libertad involucrada en la belleza latente de su ser inconsciente.  

 

Atrapa sueños

Así que R.E.M. atrapa los sueños de su protagonista para devolverlos al espectador en forma de imágenes. Esas, en algunos momentos, sugieren una  memoria fugaz, que habla sobre pesadillas, representadas por instantes poco nítidos, de luz escasa, en blanco y negro.

A la vez que otros recuerdos narrados destacan por la riqueza de detalles y colores, que revelan una estética delicada, que también refleja el título del film.

R.E.M. es la sigla que representa la etapa de los sueños profundos, aquella que se puede recordar con mayor claridad.

Además, la banda sonora y los sonidos de ambiente agregan tensión y emotividad al largo.

 

Escenarios documentados

También merece atención la fotografía de R.E.M: los sueños de Luna  pasan en Marruecos, Barcelona y, especialmente en Ibiza.

De cada ciudad, el director de Barcelona recortó lugares representativos y lanzó una mirada documental sobre ellos. El Mercat del Encants de Barcelona, por ejemplo, es el escenario protagonista de uno de los sueños de Luna y se expresa, especialmente, a través de una exquisita secuencia de fotos en B/N sobre el local.

Sin embargo, Ibiza es el puerto seguro de la trama. No sin motivos: es la residencia elegida por este director catalán afincado en la isla hace años. Además, el entorno ibicenco retratado en el film está cargado de elementos que permiten una lectura onírica, como una cueva secreta con vistas a Es Vedrá.

 

Asimismo, el mar, también aparece con frecuencia en el largo, una posible alusión a lo cotidiano de este director apasionado por la vida marítima; otro elemento simbólico de marcada representación que destaca en este largometraje.

Y, a título de reflexión, se podría decir que R.E.M. sugiere al espectador una observación personal introspectiva y regresiva. Algo así como un viaje de rencuentro con un niño interior que vive en la cueva onírica de una isla desierta. Para embarcar en este camino, quizá sea necesario permitirse soñar.

 

R.E.M. ha sido seleccionada en varios Festivales Internacionales en el 2017 destacando el Atlantida Film Fest (España), Festival Internacional con Medios Alternativos-FICMA (Mexico) o Salón Internacional de la Luz (Colombia), para Directores de Fotografia.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 11, 2019

February 9, 2019

Please reload